Usando el pizarrón como Task Board

Mientras vamos agarrándole el ritmo a Scrum, vamos implementando algunas de las herramientas recomendadas. Entre ellas el Daily Meeting o Daily Scrum, el Planning de principio de Sprint, el review y la reflexión.

Lo que no hemos implementado completamente todavía, es el Task Board. En nuestra primer implementación fallida de Scrum hace unos meses lo habíamos implementado. Usamos un espejo grande en la parte de desarrollo, dividimos con cinta aisladora en columnas, y pegábamos los Post-It ahí. Algunos errores que cometimos:

  • No incluir una columna con el Product Backlog. Directamente pegábamos las tareas en “To-Do”. Ahora creo que sería más eficiente tenerla, e ir desprendiendo tareas de ahí.
  • No definir el concepto de “tarea lista”. Incluímos una columna de tareas “para testing”, que debían pasar esa aprobación para quedar en “terminadas”. Esto se transformaba en un cuello de botella… nadie quiere testear.
  • El pasaje de tarjetas entre columnas se hacía en cualquier momento del día. Esto tiene la desventaja que no todos están atentos, por lo que se pierde en parte el compromiso de definir una tarea como “lista” frente a los compañeros de equipo, y la transparencia, ya que no todos se enteran de los cambios al momento de realizarlos. Por eso es más efectivo, a mi parecer, hacer estos movimientos únicamente en el Daily Scrum.

Todo esto fueron errores que vengo viendo ahora, que en mi opinión son errores, pero pueden resultar efectivos en otro equipo distinto de trabajo, depende.

Hoy en día venimos usando el pizarrón. Los lunes de mañana hacemos el planning anotando lo que hay pendiente en el backlog. De ahí se desprenden tareas y vamos acotando qué partes del backlog entran al Sprint, y que seguirán incluyéndose en siguientes Sprints hasta terminar ese tema.

Task Board Pizarrón

Task Board Pizarrón

Estimamos por cada uno la cantidad de tareas que se asigna, y el tiempo que le va a llevar. Para eso tenemos el calendario de la semana en columnas, e incluimos un título de la tarea y el nombre del programador el día en que estima que la tarea estará terminada. Algo que aprendimos que puede resultar útil también es incluir la hora aproximada de terminación de la tarea.

En los Daily Scrum revisamos vemos cómo va progresando cada uno con las 3 preguntas. Cuando una tarea debía estar pronta y se atrasó, escribimos un punto rojo. Si se termina en tiempo, se escribe un punto verde. En caso de haber sobrestimado la tarea, y terminarla antes, se agrega al punto verde y un “+n” siendo n la cantidad de días a favor.

Por ahora es lo que nos viene sirviendo, pero probablemente re implementemos el task board con los post it a corto plazo. Tampoco estamos llevando por el momento gráficas de burn down, pero posiblemente lo hagamos también.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *